Consejos al viajar por auto


Listo! ya tenemos el lugar escogido. Ya la duda se ha despejado para nosotros. Ya no hay marcha atrás! Ahora nos queda reflexionar: ¿Cómo nos desplazaremos hasta el lugar escogido? Hay varios métodos conocidos. Si se escoge meterse en el vehiculo como medio de transporte, hay que seguir algunas reglas básicas:

La víspera del viaje procure descansar y dormir lo suficiente. Así podrá conducir relajado y sin somnolencia.

Evite durante el viaje, las comidas copiosas, ya que producen efectos negativos con amodorramiento y digestiones pesadas. Comer en exceso provoca somnolencia. Un dulce sueño puede acabar en pesadilla.

Suprima igualmente cualquier bebida alcohólica. El alcohol disminuye los reflejos y crea una falsa sensación de seguridad. Además todo conductor queda obligado, bajo sanción, a someterse a las pruebas de alcoholemia, estupefacientes, psicotrópicos y otras análogas.

Evite la conducción continuada durante muchas horas. Deténgase cada tres horas sacando el coche de la carretera, estire las piernas y respire aire puro. El conductor debe estar siempre fresco. Unos minutos de descanso, aunque pocos, hacen maravillas. Y si tiene sueño es necesario detenerse a dormir.

Está prohibido conducir utilizando auriculares conectados a aparatos reproductores de sonido o radioteléfonos. Recuerde que la distancia mínima de separación lateral para adelantar a peatones y vehículos de dos ruedas es de 1,50 metros. Adapte la velocidad a las condiciones de la vía.

Lleve ropa cómoda y calzado adecuado para la conducción. Los objetos personales y los que pudiera necesitar durante el viaje, llévelos a mano.

Si utiliza gafas graduadas no olvide llevar las de repuesto. En un viaje largo, es necesario que los puntos clave, como los frenos, los amortiguadores o la dirección, estén perfectos. En condiciones extremas, pueden ser decisivos.

El viaje es parte de las vacaciones. Aún en la cola del peaje, delante de un señor que no encuentra la tarjeta de crédito, y de otro que está buscando las monedas bajo el coche, debe conservarse el buen humor. Si se llega tarde, a nadie le importa. Ni a uno mismo. Y si en el carro hay alguien con prisas, se le puede recomendar otro medio de transporte opcional, como ir a pié o montado en un camello de alquiler.

Evite recordarle al conductor continuamente que es un inútil al volante y que con Luís ya estaríamos tumbados a la fresca sombra de una palmera. Los consejos, antes o después no sólo son inútil, si no que son contraproducentes. Hay que evitar la música suave porque puede llevar a tal relajación que el conductor y hasta los acompañantes pueden terminar dormidos!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas