México: Cancún: Playa y diversión

Playa y diversión. Estas son las palabras que definen mejor el embrujo de la ciudad de Cancún, famosa por sus playas de arena blanca y aguas cristalinas, recibe la visita de más de dos millones de turistas al año que se instalan en la abastecida zona hotelera de la metrópoli.

Dos fenómenos que cabe calificar como antagónicos son el reclamo de esta parte de México: los complejos hoteleros que ofertan un turismo de playa, sol y discoteca y otra faceta de esta localidad mexicana que invita a recorrer la ciudad a pie para disfrutar de su parte menos conocida a nivel internacional, pero que permite disfrutar de su cultura y naturaleza: admirar la Ruinas del Rey o pasear por la laguna de Nichupté son un buen ejemplo de ello. Aparte, Cancún está considerada como una posible puerta de entrada a la Península de Yucatán y, por tanto, a la más que acreditada Ruta Maya.

Esta glamorosa ciudad caribeña es, en realidad, una isla que observada desde el aire tiene forma de siete. El nombre de Cancún significa, en la lengua maya, nido de serpientes. Así, esta traducción que se le atribuye nos ayuda a darle a esta ciudad, situada al sureste de la República Mexicana, en el estado de Quintana Roo, toda la magia que se merece. Su ubicación es también privilegiada, por la parte norte esta bañada por la Bahía de Mujeres, al este por el mar Caribe y al oeste queda delimitada por la Laguna Nichupté. Esta parte de la urbe alberga los hoteles y las famosas playas pero, si uno quiere ir al centro deberá cruzar el puente que cuelga sobre el canal Nichupté, donde encontrará centros comerciales, locales de ocio y restaurantes para todos los gustos.

Sólo hace falta recorrer la zona hotelera para gozar de la oportunidad de admirar las hermosas playas que bañan Cancún. La mayoría de los turistas suelen irse de esta ciudad conociendo todas sus orillas, deleitados por el color turquesa de sus aguas y el templado clima del que se puede disfrutar durante todo el año. Así, playa y sol son el principal activo de Cancún. Aparte, el buen estado de las costas está asegurado y los aficionados a las actividades marítimas encontrarán en este litoral su Meca. Las playas situadas en la Bahía cercada por Isla Mujeres son de aguas más calmosas, en contraste con las que están acariciadas por el mar del Caribe que son más revoltosas y pueden traer al turista más de un disgusto si no se hace caso del color de las banderas que advierten de las fuertes corrientes que caracterizan esta zona. Aún así, es posible practicar una gran variedad de deportes acuáticos aprovechando las playas más populares del mundo: buceo, parapente sobre el mar, moto de agua y esquí acuático, entre otros.

Los viajeros que eligen Cancún como destino idílico para pasar sus vacaciones es evidente que estar sumergidos en aguas cristalinas es uno de sus pasatiempos favoritos. Para esta clase de turista es muy recomendable dedicar un día de estadía en la ciudad para visitar el parque acuático de la isla y disfrutar de las atracciones que garantizan una experiencia refrescante. Incluso los más atrevidos o los amantes de los animales podrán tirarse en una piscina plagada de delfines. Es un parque digno de ser visitado sobre todo para aquellos que visiten la isla en familia.

Pero en plena franja hotelera hay mucho que hacer y recorrer aparte de sumergirse todo el día en las tentadoras aguas azul turquesa. En la misma isla tenemos la posibilidad de dar una sosegada vuelta por el Museo de Arqueología e Historia de la ciudad, donde descubriremos una fascinante colección de piezas mayas. Será nuestro primer acercamiento al pasado histórico de este maravilloso país caribeño antes de la visita obligatoria que tenemos, sobre todo si nos apasiona la cultura arqueológica, con las Ruinas del Rey. Este legado, que es sólo un preámbulo para aquellos que decidan seguir con la conocida Ruta Maya, consiste en una pequeña pirámide y unas pinturas murales, suficiente para hacerse una idea de la gran cultura que caracterizaba a esta enigmática civilización. Si la visita a las Ruinas del Rey no nos ha dejado indiferentes y el tema ilustrativo nos llama la atención, desde Cancún parten muchos itinerarios con destino a otras ciudades colindantes donde poder seguir admirando la misteriosa civilización Maya.

Cancún da para mucho y los que sienten predilección por los emplazamientos que esconden historia autóctona, deberán aproximarse al centro de la localidad y buscar la Casa de la Cultura. Es el mejor sitio para salir informados de todas las actividades que tendrán lugar a lo largo de su estadía en la ciudad mexicana. Alguna que otra sugerencia que proponga la Casa de la Cultura nos puede resultar interesante y así pasar un buen rato alejado de tanto sol y playa. No en el centro de la ciudad sino en plena zona hotelera se encuentra el Teatro de Cancún, otra opción para impregnarse de la cultura del país.

De todas formas, la mejor manera de conocer Cancún es deambulando por el centro de la ciudad para contentarse con su amigable gente y su agradable entorno. La avenida de Tulum, la calle principal de la ciudad y por ello una de las más concurridas, es donde podemos encontrar la mayoría de las tiendas y locales de ocio. Otra opción para conocer a fondo esta metrópoli es gozar de la exclusiva noche cancunense, empezando por una buena cena en cualquiera de sus exquisitos restaurantes. La variedad gastronómica de esta metrópoli es infinita. Todas las cocinas están bien representadas en esta ciudad caribeña: árabe, italiana, americana, hindú y, sobre todo, sería un delito no probar la deliciosa comida autóctona. Después de comer que mejor que una buena discoteca o cualquier bar musical donde bajar la comida bailando hasta el amanecer. Muchos grupos internacionales escogen la ciudad de Cancún como sede de sus giras y es también un buen momento para acercarse a la música latina que suena por todos los rincones de la ciudad.

Si los mayas levantaran cabeza seguro que elegirían Cancún para alzar su nueva civilización. Es un lugar de ensueño, un pequeño paraíso donde disfrutar de unas vacaciones inolvidables y donde gozar de un completo viaje de placer en el punto de partida de la Ruta Maya. Un lugar donde el sol y el mar son los auténticos protagonistas, un auténtico nido turístico, aunque sea de serpientes.

1 comentario en México: Cancún: Playa y diversión

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas