Montevideo, la nostalgia de pasear

La ciudad vieja, es sin duda, uno de los mejors lugares donde perderse.

Pasear cerca de la playa de Montevideo te induce a la nostalgia casi sin quererlo. Dicen que las películas ambientadas en Cuba han sido grabadas aquí. Si hubiera que decir en pocas palabras algo significativo de la ciudad se podría decir que es “su sentido común”, pues es la capital de un país verdaderamente laico con un presidente del Gobierno, José Mújica, ex tupamaro, que dona un 90 por ciento de su salario a ayuda social.

Comentan que la gente de Montevideo es de “perfil bajo”, lo que significa gente tranquila, afable, y que prefiere ver el show desde segunda línea. Por eso, una vez se conoce la literatura del genio Mario Benedetti se entiende que su cuna no ha podido ser otra.

La locura por el mate es una constante, pudiendo ver a gente tomarlo hasta mientras viaja en moto y el pescado en el Mercado Central de la ciudad es un lujo imperdible para todo visitante.

Cada una de las playas de su ciudad pueden ser recorridas por medio de la rambla tanto a pie como en otro medio de transporte, aunque sin duda pasear es una de las mejores cosas que se pueden hacer alrededor de estos 22 kilómetros que van desde el puerto capitalino hascia el este, donde están las más famosas Pocito, Carrasco o Malvín, para poder tumbarse bajo el mismo sol que enarbola su bandera.

Existen además muchas opciones culturales pues el tango, el candombe y la murga uruguaya suenan en cada lugar de la ciudad debido al gran número de salas donde se pueden oir. Además, en muchos centros culturales se proyecta cine experimental y otras salas optan por el más comercial, mientras el teatro tiene su representación en el gran teatro Solís, reconocido dentro y fuera del país y donde los dramaturgos producen decenas de obras cada año.

Uruguay es un país que a pesar de haberlo pasado mal ante años de dictadura ha sabido sobreponerse, sin hacer ruido, consiguiendo convertirse en un lugar que debiera ser referente de otros muchos.

Montevideo es también de la ciudad de Deniel Viglietti, quien escribió y cantó:

Caminante que borra sus pasos,

yo no la olvido;

la que no dijo nada,

dijo: mi patria; dijo: mi patria.

Pero yo digo: guerrillera.

En este víde puedes ver a Viglietti y a Benedetti, dos grandes artistas, dos referentes culturales del país, juntos.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas