Consejos para visitar París


París es una ciudad maravillosa, quizá la mejor de cuantas puedas visitar, pero siempre antes de llegar por primera vez a un lugar conviene saber una serie de consejos esenciales para desenvolverse bien y sin problemas por una urbe de este tipo y más cuando pertenece a otro país diferente al nuestro. Depende los días que viajemos nos interesara más unos consejos u otros.

Si vives en Europa, no tendrás ningún tipo de problema con el dinero, ya que como desde hace años, la mayoría de países pertenecemos a la zona euro, no es necesario acudir a ninguna casa de cambio, lo que siempre es engorroso y caro. Pero no piense que aunque tengamos la moneda única europea en ambos países estamos equiparados en precios. En absoluto. Si bien el nivel de vida es más alto en Francia y sobre todo el París, los precios casi en todo son superiores a los que nos podemos encontrar en cualquier ciudad española. Por ejemplo, tomar una cervecita, un café o una simple cola en una terracita parisina, nos puede salir tres o cuatro veces más caro que en una ciudad de España. Siempre es aconsejable al viajar a estos lugares, a la hora de acudir a un bar o restaurante, antes de sentarnos o entrar consultar las listas de precios que suelen estar colgadas a las entradas de los locales para evitar sorpresas de última hora en la cuenta. Lo digo por experiencia.

No solo nos encontraremos este problema en bebidas de terracitas y cafés, si no que también debemos de estar atentos a la hora de acudir a comer o a cenar. París está plagado de restaurantes típicos franceses, también llamados brasseries, en ellos podemos encontrar cocina típica francesa y menús que varían de precio en función de lo que ofrecen. Por supuesto no es lo mismo comer un menú en los Campos Elíseos que hacerlo en el Barrio Latino, donde los precios pueden variar bastante. Sin embargo si lo que queremos es no gastar mucho dinero en las comidas y las cenas, siempre tenemos las opciones de bocadillos y hamburguesas que son más económicas, siempre estando atentos como antes comenté a los precios de las bebidas que es lo que más sube el precio. En París también hay McDonalds como en España, pero no hay Burguer King, aunque hay una cadena Belga que se dedica a los mismos servicios llamada Quick que también es muy económica.

Si algo caracteriza a París y a Francia, a parte de muchísimas cosas más claro está, es su maravillosa repostería y bollería. Personalmente recomiendo no dejar de entrar a una de las miles de Boulangeries y Patisseries que se extienden en todos los lugares de la ciudad, donde realizan un magnífico pan y unos magníficos bollos y pasteles. A destacar el Pain au chocolat, una napolitana con un chocolate líquido excelente. Solamente pasar cerca de una de estas boulangeries y sentir el olor ya invita a entrar. En la gran mayoría de estaciones podremos encontrar también muchas.

Salir en París por la noche puede resultarnos muy caro y frustrante si lo que buscamos es una noche de copas al más puro tipo español. El porque es sencillo. En París un cubatita nos puede salir por el nada despreciable precio de 10 euros mínimo, sin contar que no nos lo pondrán como estamos acostumbrados y que la cantidad de alcohol será diminuta.

Antes de salir a la aventura, si no conocemos la ciudad, lo mejor es hacerse con una guía o un mapa y marcarnos una ruta de lo que queremos ver. Nos será muy útil a la hora de programar visitas y saber como movernos para llegar a ellas. Lo más indicado es el metro, con el que nos transportaremos fácilmente y rápido por cualquier lugar. Por 11,70 euros tendremos un bono de 10 tickets o billetes, que en París te los dan en un taco de 10 no en un solo billete de diez viajes, y cada uno de ellos nos sirve para un solo viaje, aunque nos permiten hacer transbordo con el RER (un cercanías) y con los autobuses. Es fantástico el servicio de transportes parisino.

En París nos encontraremos cientas y cientas de tiendas de souvenirs o recuerdos, sin duda, siempre es agradable llevarse algo para recordar el viaje realizado, o simplemente comprar el típico detallito para la familia o los amigos. Podremos encontrar desde torres Eiffel pequeñas, llaveros, camisetas….infinidad de artículos para todos los gustos y para todos los bolsillos. Mi consejo es que no compremos nada hasta que llevemos unos días y visitemos varias zonas de tiendas, ya que si lo hacemos el primer día por hacerlo cuanto antes, nos daremos cuenta después de que hay zonas muy baratas y que los precios varían mucho. En cuanto a llaveritos y torres pequeñas, lo más económico es adquirirlo en el típico vendedor ambulante que nos hará ofertas estupendas…como en todos lados.

Cristóbal Anaya Prieto
http://www.grandesguiaseuropeas.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies