ViajesFull en tu Idioma

EnglishPortugueseSpanish

¿Qué es el Enoturismo? Ideas para Viajar en Verano

Existen distintas formas de viajar, el turismo de playa es uno de los más demandados durante el verano. Sin embargo, existen otras muchas alternativas al turismo habitual. Hoy te proponemos en el blog la experiencia del enoturismo. Aquellas tierras marcadas por la riqueza de los viñedos, potencian esta ruta como un interés para atraer a potenciales visitas.

¿Qué es el Enoturismo? Ideas para Viajar en Verano

Conocer la ruta del vino

Son muchas las actividades que puedes vivir en primera persona como protagonista de este tipo de aventura: conocimiento del proceso de la cosecha, visita guiada hasta las bodegas, cata de distintas clases de vino, cursos de cocina… El enoturismo está directamente vinculado con la gastronomía y con el contacto con la tierra. Este viaje es una aventura muy gratificante para desconectar con la rutina cotidiana, romper con el estrés, conectar con la tradición de lo sencillo.

A través del turismo enológico recorrerás zona vitivinícolas para conocer la historia de lugares tan ricos como La Rioja. El enoturismo suma cuatro ingredientes: la cultura, el turismo rural, la gastronomía, además del vino, eje central de esta vivencia.

Algunas bodegas también han incorporado casas rurales en sus instalaciones puesto que han descubierto un negocio en este sector que gusta a un amplo sector del turismo. Esta forma de viajar es perfecta para compartir en familia, con amigos o incluso, en solitario. Podrás conocer una tierra con Denominación de Origen. Además, también hay muchos planes de ocio planteados en el contexto de este tipo de actividad, por ejemplo, rutas de senderismo.

Vive con tranquilidad este viaje para vivir el contacto con la tierra de un modo tranquilo. El enoturismo y la prisa son totalmente incompatibles. Reserva tu visita a la bodega con antelación para concretar tu viaje con optimismo. El universo del enoturismo ofrece una amplia oferta, por ejemplo, exposiciones, paseos en bicicleta, conciertos de música, ferias…

En tu maleta para realizar un viaje de enoturismo incluye ropa y calzado muy cómodos para tus paseos. Además, lleva una buena cámara para hacer fotografías de las tierras. Si realizas tu viaje durante los meses de agosto o las primeras semanas del otoño puedes recrearte en la elaboración de la vendimia. Además, disfruta del enoturismo como una buena fórmula para conocer los platos típicos de un lugar, acompañados por el sabor de un buen vino. Esta forma de viajar te conecta con el valor de los sentidos, con el valor de lo natural.

Además, puedes comprar algunas botellas de vino como regalo para tus seres queridos, será un bonito recuerdo de ese viaje de película. Tierra, paisaje con infinitos colores y aire puro son algunos de los componentes de esta elección de turismo que es una perfecta alternativa a la playa o a la montaña.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.