Las cuevas de Nueva Zelanda

Se las conoce como Waitomo Glowworm Caves y son famosas a nivel mundial porque en ellas se produce un fenómeno extraordinario.

Estas cuevas se encuentran en Nueva Zelanda y están pobladas por insectos luminiscentes, es decir, insectos que brillan en la oscuridad, al igual que las luciérnagas.

Cientos de insectos bio-luminiscentes iluminan las cuevas de Waitomo y crean un espectáculo evocador de un cielo estrellado que resulta de los más atractivos e increíbles del mundo. Aquellos que tienen la oportunidad de poder disfrutar de este fenómeno viendo de cerca ese mar de energía quedan maravillados de tanta belleza. Es uno de los fenómenos naturales que más atrae a todo el mundo y que podría decirse casi con certeza que a nadie deja indiferente.

Estas criaturas pequeñas que habitan en las cuevas son como las luciérnagas que emiten destellos de luz que varían de verde a azul, y están presentes en el mundo sólo en Nueva Zelanda.

Las cuevas fueron exploradas por primera vez en 1887 por un jefe maorí local, Tane Tinorau, y un topógrafo Inglés, Fred Mace. Los maoríes tenían conocimiento de la existencia de las cuevas, pero nunca antes habían llegado a adentrarse en las cavernas subterráneas. Pero junto a Fred, fueron capaces de llegar a las profundidades de las cuevas a bordo de una balsa que podía flotar en el río que fluye a través de la cueva y luego continuar su curso subterráneo. 

En las cuevas que hay cientos de insectos luminiscentes e interesantes formaciones de piedra caliza y es el conjunto de ambos que dan lugar a este espectáculo inigualable. Tras haber realizado múltiples exploraciones más a partir del descubrimiento de estas cuevas profundas se descubrió algo nuevo, un acceso superior a las cuevas, que es la corriente de entrada.

Desde 1906 la administración de la cueva está en manos del Gobierno de Nueva Zelanda. 

Hay que decir que aunque este lugar sea el único dónde podamos encontrar estas criaturas existen varios sitios más en el mundo con seres luminiscentes que ofrecen estas actuaciones naturales y espectaculares para el ser humano. Por ejemplo, podemos encontrar otros insectos bioluminiscentes en Toyama Bay de Japón o en Goppsland Lakes en Australia.

En las Cuevas de Waitomo se realizan visitas guiadas para poder admirar este fenómeno extraordinario y en las que se va informado sobre lo que vemos o cómo se descubrió. Sin duda son unas  excursiones subterráneas increíbles para explorar estas cuevas especiales.

¿Te gustaría visitar las cuevas Waitomo de Nueva Zelanda? Para más información: www.waitomo.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies