ViajesFull en tu Idioma

EnglishPortugueseSpanish

Ruta de las Camelias – Galicia

Aunque las camelias son flores que llevaron los portugueses a Galicia, a día de hoy, las camelias son flores que podemos decir con toda confianza, son enteramente gallegas.

Si este verano te dan ganas de visitar Galicia, una de las principales atracciones que no te puedes perder es la Ruta de las Camelias. Esta ruta consta de al menos 12 jardines, en los que puedes encontrar a las camelias en su máximo esplendor.

Estos jardines, son tanto privados como públicos y en eso está la magia de este asunto. Al ser algunos de los jardines privados, cada “decoración” es personal, por lo que podemos apreciar diferentes jardines  de camelias.

Te vamos a hablar de los que más nos han gustado.

Pazo de Oca

“un jardín, que con la luz de invierno, conjuga todos los poemas”

Esa es la definición que encontramos para Pazos de Oca

tg_carrusel_central

 

camelias

 

pazos de oca

 

Pazo de Rubians

Este pazo se centra en lo medieval y lo antiguo, como las mismas camelias que son una de las flores más antiguas de Europa.

tg_carrusel_central (1)

 

tg_carrusel_central (2)

 

tg_carrusel_central (3)

 

Pazo Quiñones de León

Este es uno de los pazos más bonitos y personales desde nuestro punto de vista. El pazo está tan bien cuidado que puedes sentir que es un jardín privado al que cada persona que trabaja en él, le entrega su dedicación.

tg_carrusel_central (5)

 

tg_carrusel_central (6)

 

tg_carrusel_central (4)

 

Entre todos los jardines que ofrece la Ruta de las camelias, se pueden encontrar más de 8000 variedades  diferentes de camelias.

Un buen ejemplo de esto es el camelio que se encuentra en el último pazo del que te hablamos, que cuenta con un una copa de 15 metros de diámetro, lo que nos dice que están vinculados al patrimonio histórico de Galicia.

 

En el año 1745, las camelias eran conocidas como la flor del té. Hoy sabemos que esto no es cierto, ya que con unas hojas de camelia no puedes preparar un rico té, pero en aquella época, los chinos comerciaban estas flores como si del mismo té de sus antepasados se tratase.

Los chinos, con tal de no vender sus propias hojas de té y así tener su “secreto” protegido, daban a los ingleses unas hojas de camelias  diciendo que eran hojas de té y así quedarse con las verdaderas.

Los Ingleses querían el té, por que habían notado que en los barcos en los cuales el té se consumía, el escorbuto desaparecía.

Con el paso de las años, chanel escogió está flor como signo de la elegancia suprema, lo que dio paso a que a día de hoy, las camelias sean una especie de flor muy protegida en Galicia, dando lugar al único paseo en el que se puede contemplar

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.