5 Motivos para Hacer el Camino de Santiago en Otoño

Cinco buenas razones para emprender el Camino de Santiago durante el otoño, una época del año muy especial.
5 Motivos para Hacer el Camino de Santiago en Otoño

Actualmente, puedes disfrutar en La 1 de un programa realmente interesante porque consigue plasmar la esencia del espíritu del Camino de Santiago a través de los protagonistas que personalizan este camino: “Buen camino” se emite el jueves. Es decir, peregrinos que viajan hasta Santiago con esperanza y cada uno por diferentes motivos. Detrás de cada camino hay una historia. Aunque muchas personas eligen el verano como mejor momento para hacer esta ruta puesto que este es el tiempo de las vacaciones, en realidad, el otoño es una excelente ocasión para ponerte en marcha. ¿Te apetece la idea? Estas son las mejores razones para hacer el camino en otoño.

1. Un clima agradable

Mientras que el verano está marcado por unas condiciones de calor que pueden llegar a ser muy agobiantes y el invierno es un tiempo muy frío, por el contrario, el otoño es un periodo muy agradable en el que las temperaturas son más ligeras y esto te ayuda a caminar con mayor sensación de bienestar.

2. Apreciar los paisajes otoñales

El Camino de Santiago es una experiencia que te permite conectar con el poder de la naturaleza como un lugar con el que te fusionas física y mentalmente a partir de una vivencia que te enseña que la vida es mejor cuando caminas ligero de equipaje, es decir, lejos de cargas innecesarias.

Durante el otoño, el paisaje se renueva dando un mayor protagonismo a tonos más neutros que la fuerza floral de la primavera. Sin embargo, el paisaje otoñal es muy bonito e invita a la nostalgia. De hecho, también puedes poner en práctica el arte de la fotografía de paisajes para inmortalizar los matices estéticos de cada lugar.

3. El camino está menos masificado

Hacer el Camino de Santiago durante el verano tiene el inconveniente de que puede que incluso tengas dificultad para encontrar plaza en un alvergue ya que todo está saturado y masificado de gente. En el otoño, el número de asistentes al camino desciente. Por esta razón, podrás experimentar una mayor comodidad en todos los servicios.

4. Despedir el año con introspección

El Camino de Santiago es una escuela de aprendizaje para la mayoría de las personas. Es decir, es una vivencia que aporta mucho bienestar ya que puedes encontrar mucho tiempo para pensar en ti. De este modo, puedes invertir la recta final de año en reflexionar sobre tu historia, tus objetivos personales, tus relaciones, tu actitud ante la vida, y todo aquello que es importante para poder hacer modificaciones y ajustes. Es decir, el otoño es un buen momento para tomarte tiempo para pensar. El camino es una metáfora del verdadero viaje: el de la vida.

5. Hacer nuevos amigos

El verano es un tiempo social por excelencia. Sin embargo, muchas personas se incorporan a la rutina del otoño dando protagonismo y prioridad al trabajo. Si te apetece hacer amigos nuevos durante el otoño, el Camino de Santiago es una oportunidad para conocer gente muy interesante, procedente de distintos lugares del mundo y experimentando una unión emocional muy especial ya que en el camino, incluso aunque camines solo, no te sientes solo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies