Abu Simbel, TEMPLOS IMPERDIBLES en Egipto

Egipto es uno de esos países emblemáticos que uno desea conocer por la gran variedad de lugares y atractivos históricos, religiosos y culturales. Hoy recorremos algunas de las maravillosas atracciones que esta nación guarda en su interior, algunas reconocidas a nivel mundial por su belleza e importancia histórica y cultural, otras menos populares.

Abu Simbel, el templo de Ramsés II

Ubicado a orillas del lago Nasser, Abu Simbel es uno de los templos más increíbles de Egipto. En realidad son dos templos que fueron construidos por orden de Ramsés II a mediados del siglo XIII antes de Cristo según las leyendas. El primero de los templos, el del propio Ramsés II, está consagrado a los dios Amón, Ra-Horajti y Ptah, y al propio Ramsés convertido en dios una vez fallecido. Es un imponente templo de 33 metros de altura y custodiado por cuatro colosales estatuas esculpidas en roca que representan a Ramsés II con 20 metros de altura.

Al fondo del templo está el santuario. Gracias al increíble diseño del templo, los días 21 de octubre y 21 de febrero la luz del sol llega hasta dicha zona. Estas son fechas especiales porque son el día del cumpleaños y la coronación de Ramsés II, respectivamente. Además, los detalles de este templo no se detienen allí. La luz del sol que entra en dichas fechas alumbra tres de las cuatro imágenes de los dioses: la de Amón, Ra-Horajti y Ramsés, pero deja en la penumbra la imagen de Ptah. Es que Ptah representa el dios de la penumbra y el mundo subterráneo, debiendo permanecer siempre en la oscuridad.

El segundo de los templos, más pequeño en tamaño, está dedicado a Hathor, la diosa del amor y la belleza, y a la esposa favorita de Ramsés II: Nefertari. Ambos palacios conforman un complejo declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, y reubicados para su conservación luego de que quedaran sumergidos tras la construcción de la presa de Aswan.

Forman parte de las visitas indispensables en Egipto por su riqueza histórica, sus leyendas y las imponentes construcciones que lograron los antiguos egipcios y que hoy perduran para maravillar a visitantes de todas partes del mundo. Entre los atractivos que no puedes dejar de visitar en Egipto, sin dudas los templos de Abu Simbel dan cuenta de la magnitud de las obras faraónicas de una época en la que los reyes egipcios dominaban la vida y la muerte para no caer nunca en el olvido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.