Tucumán – Argentina

El Noroeste argentino nos acerca a nuestra antigua cultura, a lo autóctono, al folcklore, a las raíces y aunque las mías estén en Italia, me sigo identificando más con el NOA que con la campiña Piamontesa. Tal vez sea por el paso de tantos próceres por estas tierras, de tantos años de cultura, de ciudades con tanta historia, de tradiciones arraigadas y de sociedades conservadoras.

Venimos viajando hace 2 días desde Buenos Aires. Ya cruzamos la calurosa Santiago del Estero e hicimos noche en San Miguel de Tucumán, empezamos a adentrarnos en lo que serán los Valles Calchaquíes, el camino es muy sinuoso y la vegetación muy espesa. Estamos subiendo hasta llegar a los 2000 mts. El paisaje va cambiando significativamente, pasamos de una selva frondosa, donde se destaca el Monumento al Indio Calchaquí del escultor tucumano Enrique Prat Gay, a unas praderas claras y coloridas.

La primera parada la realizamos en El Mollar, una pequeña villa en el margen sur del dique La Angostura donde se destaca la Reserva Arqueológica Los Menhires. Allí se encuentran cientos de estos exponentes de piedra de la cultura Tafí, cada uno trabajado con diferentes expresiones y tamaños.

Cruzando el dique ya vamos llegando a Tafí del Valle, nuestro hogar por unos días, nos acomodamos en la cabaña que alquilamos y salimos a disfrutar de esta hermosa villa veraniega.

El clima de esta región es un invitado especial, ya que se mantiene estable y agradable durante todo el año.

Faltan pocos días para La Fiesta Nacional del Queso, que se celebra cada mes de Febrero en Tafí, así que podemos ver y degustar las pascanas que venden comidas típicas como locro, humitas, chorizos caseros y postres como dulce de cayote, alfajores de capia y, por supuesto, el famoso queso tafinisto.

Damos una recorrida por el pintoresco centro y la feria de Tafí, donde sobresalen, como en todo el Noroeste, las artesanías de la zona.

Una cabalgata por los paisajes que bordean la zona guiada por algún vaqueano, es imprescindible para descubrir el bello entorno natural.

Por la noche siempre se encuentra alguna peña, para compartir y disfrutar de la música y la comida típica de esta región.

Al siguiente día recorrimos el Museo Jesuítico de la Banda, donde funciona un museo histórico, arqueológico y de arte religioso que, por la riqueza de su patrimonio y del edificio, es uno de los más importantes del NOA.

En la Estancia Los Cuartos encontramos el único queso que se sigue fabricando con la receta original que dejaron los jesuitas en el siglo XVII.

Como despedida de esta villa que nos lleno de energía y nos encandilo con sus paisajes, por la tarde, nos fuimos al dique la Angostura, adonde se puede disfrutar de los deportes acuáticos y descansar con una impresionante caída del sol.

A la mañana siguiente seguimos viaje hacia los Valles Calchaquíes y nos detuvimos en La Bolsa, un sitio arqueológico, donde encierra la presencia de manifestaciones arquitectónicas aborígenes, realizadas en piedra, construidas entre los años 300 antes de Cristo y el 800 de la era actual.

Ya vamos llegando a Amaicha de Valle, para seguir hasta las ruinas de Quilmes y Cafayate en Salta, pero ese ya es otro viaje……

Recomendamos para alojarte en Tafi del Valle, Cabañas Sayacuna Huasi y Estancia Los Cuartos.

Fotos de Tucuman…



Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies