Nueva York, paraíso invernal

El invierno en Nueva York tiene una sensación especial. Días con nieve, blanco impoluto después de un día de nieve, cielo plomizo que le da a las fotos una imagen muy especial… solo por estas cosas vale la pena viajar a Nueva York en invierno. Pasear por Central Park nevado y hacer un muñeco de nieve, acurrucarse delante de un café calentito y ver nevar a través de la ventana, pasear por los escaparates navideños de la 5th Avenue, son solo algunas de las maravillas que tiene esta ciudad para brindar en los meses mas fríos del año.

A menos que sea un día de nieve o lluvia, una de las cosas que puedes hacer para entrar en calor es un poco de ejercicio. En Central Park y Bryant Park se instalan pistas de patinaje desde finales de octubre hasta finales de marzo.

Nueva York es muy conocida por sus museos. Aunque se desaconseja si está haciendo mal tiempo ya que todo el mundo acudirá a ellos, puedes ir a los museos menos conocidos o turísticos. Si buscas uno interesante, no debes perderte el Whitney Museum.

Otra opción, es asistir a una misa góspel en Harlem o hacer la excursión Contrastes (en autocar), por los barrios de Nueva York menos visitados por los turistas pero muy interesantes como Harlem, el Bronx, Queens y Brooklyn donde veremos algunos de los contrastes que ofrece la ciudad.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario.
Please enter your name here