Lugares imperdibles para VER EN BUDAPEST (I)

Pensando en las próximas vacaciones por el corazón de Europa, uno de los destinos que suele aparecer en los itinerarios más completos es el de Hungría. Se trata de un pequeño país en el centro del continente que con el paso de los años ha sabido conservar las peculiaridades de los reyes que allí vivieron. Su capital es la ciudad de Budapest, y en sus calles encontramos un diseño urbanístico y una arquitectura única. Además, es una ciudad con una importante oferta de actividades para el ocio, invitando a viajeros y viajeras de todas partes del mundo a dejarse sorprender.

¿Qué ver en Budapest?

Si has decidido conocer la capital de Hungría en tu viaje por Europa, entonces toma nota de los siguientes atractivos turísticos que no puedes dejar de visitar. Una primera joya arquitectónica que deslumbra a los viajeros es el edificio del Parlamento. Fue construido entre 1884 y 1902 y destacó por ser la obra más grande de su época. Tiene 691 habitaciones, 268 metros de largo y 118 metros de ancho. Es, en todo el mundo, el tercer parlamento más grande después del de Rumania y Argentina. Para visitar este atractivo histórico hay que comprar entradas a través de Internet o en el propio Parlamento de acuerdo a los horarios y visitas programadas.

El Balneario Gellert es otra atracción imperdible en Budapest. Su piscina principal ha sido portada de revistas turísticas en cientos de ocasiones e incluso ha sido utilizada para filmar publicidades y películas. Fue construido en el año 1918 y luego ampliado en 1927. Está ubicado dentro del Hotel Gellert, aunque posee una entrada propia en uno de los laterales.

El Puente de las Cadenas es, quizás, una de las atracciones más pintorescas de Budapest. Es el puente más viejo de la ciudad y uno de los más conocidos del Danubio. Antes de su construcción, la única forma de cruzar el río Danubio era en barco o en épocas de helada sobre las aguas congeladas. Fue inaugurado en 1849, 20 años después de iniciadas las obras. La historia de este puente también tiene sus tintes trágicos. Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes lo volaron por los aires junto a todos los puentes de la ciudad. Fue reconstruido e inaugurado nuevamente en 1949.

Estos son solamente algunos de los atractivos que esconde Budapest, una ciudad repleta de historia y cargada de emociones para los amantes de la historia, la arquitectura y los recorridos por ciudades del interior europeo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.