Si visitas Nueva York, debes conocer Washington DC

Washington, la capital de Estados Unidos no es famosa por sus rascacielos (de hecho se la conoce como “La ciudad sin rascacielos”) pero sin embargo es la que tiene la mayor densidad de monumentos y museos del país.

Si hacemos una excursión a Washington Dc saliendo de Nueva York hay muchas cosas que ver y hacer más allá de las típicas Lincoln Memorial y Casa Blanca. En cuanto ponemos un pie en la ciudad, nos vienen a la cabeza multitud de escenas de películas que han sido rodadas allí.

Washington DC

¿Qué ver en Washington DC?

Si queremos emular a nuestros ídolos de cines o películas, o simplemente queremos disfrutar de una de las ciudad más carismáticas de USA, estas son las algunas de las cosas indispensables a hacer en Washington:

Casa Blanca:

La más obvia y sin embargo la más complicada. Ya sabemos que en Estados Unidos la seguridad se la toman muy en serio y por eso es bastante complicado (sobre todo para alguien sin la nacionalidad estadounidense) el conseguir un permiso.

Hay que hacer los trámites con al menos 21 días de adelanto, aunque para evitar sorpresas lo mejor es que lo hicieseis con al menos un mes. En la página oficial de la Casa Blanca tenéis más detalles sobre cómo hacerlo.

Obelisco de Washington:

En el punto opuesto al Lincoln Memorial se erige este inmenso obelisco creado en conmemoración del que fuera primer presidente de Estados Unidos. Además de la imponente vista desde abajo, es posible coger un ascensor y subir a un mirador en su interior.

La entrada es libre y es un punto esencial desde donde poder ver la ciudad en todo su esplendor.

Lincoln Center:

Desde aquí, recorremos el National Mall. Seguro que todos la tenéis en mente: un inmenso paseo de césped en el que finalizan muchas de las manifestaciones que se convocan en la ciudad. Al final encontramos el Lincoln Memorial, un edificio enorme en mármol blanco que alberga la estatua de Abraham Lincoln. Además, sus escaleras son un lugar perfecto en el que descansar mientras vemos el reflejo de los árboles en el estanque central.

La librería del congreso:

Una de las bibliotecas más grandes del mundo, con un fondo de millones de libros de todas partes del mundo. Es famosa además por tener en exposición el borrador de la Declaración de la Independencia embrión de la Constitución.

La visita se suele hacer al final la visita guiada al Congreso. Atravesando un túnel bajo tierra llegaremos a esta hermosa biblioteca.

Museos Smithsonian:

También en el National Mall se encuentran estos museos. Albergan muchos de los tesoros y cultura del pueblo estadounidense: Museo de Historia, de Historia Natural, del Arte Africano y el alucinante Air and Space Museum (el museo de la NASA). Todos con entrada gratuita, todos merecen la pena pero si viajamos con niños, los dedicados al espacio y la naturaleza se convierten en imprescindibles.

Cementerio de Arlington:

el mítico cementerio donde se entierra a los militares fallecidos en las diferentes guerras que Estados Unidos ha librado a lo largo de su historia. Aquí es donde veremos las inmensas praderas con interminables filas de tumbas blancas. Además de militares, también hay civiles de prestigio enterrados, como John F. Kennedy y su Mujer Jacqueline.

Georgetown:

El barrio donde se ubica la famosa universidad del mismo nombre, una de las más prestigiosas del país en las ramas de Derecho y Medicina. A las orillas del Río Potomac, es un barrio ideal para acabar el día paseando por sus callecitas, hacer compras y cenar en alguno de sus bonitos restaurantes.

Además de este top, quedarían muchas cosas por ver y hacer como animarse a hacer una excursión  a Alexandria y visitar la residencia de George Washington en Mount Vernon, pasar la mañana visitando el famoso Pentágono o visitar Old Town Alexandria.

Washington es una ciudad que sorprende. Merece la pena acercarse un par de días desde la cercana New York.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario.
Please enter your name here