Molly Malone, la famosa vendedora de pescado de Dublín

Hay algunas leyendas que con el tiempo acaban formando parte de la historia de una ciudad. Este es el caso de Dublín, en cuyo centro encontramos la estatua de Molly Malone, a menudo rodeada de turistas haciéndose fotos con ellas.

Su historia está estrechamente ligada a la historia de Dublín. Cuentan que se trataba de una hermosa joven del siglo XVII que se dedicaba a vender pescado, el cual llevaba en su carretilla por las calles. Un día sufrió un ataque de fiebre mientras trabajaba, pero nadie se paró a ayudarla y murió. Desde entonces, su fantasma se pasea por las calles de Dublín, haciendo el mismo recorrido que cuando se dedicaba a vender pescado.

Estas es una de las historias más conocidas, aunque dependiendo de dónde se escuche puede sufrir algunos cambios. De todos modos, lo importante es que todavía se la recuerda, y por esta razón en el año 1987 se instaló esta estatua con motivo del 1000 aniversario de la ciudad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.