TURISMO URBANO, la alternativa de cultura, ocio y compras

El número de visitantes que deciden elegir grandes ciudades como destino de sus vacaciones ha crecido, paulatinamente, en los últimos años como alternativa a la clásica dicotomía de “playa o montaña” a la hora de planificar nuestras escapadas de descanso y ocio. Esta opción resulta especialmente interesante para aquellos que vivimos, precisamente, en zonas turísticas de playa o montaña y buscamos alternativas para nuestro tiempo de esparcimiento. También para los que residen todo el año en estas ciudades y desean visitar y conocer un entorno urbano nuevo.

Los puntos fuertes de estos destinos son, principalmente, aquellos relacionados con la cultura (museos, monumentos, etc.), el ocio (obras de teatro, musicales, festivales…) y el turismo de compras, que ha ganado relevancia en los últimos años. Y para completar la experiencia, la gastronomía, de la que los visitantes podrán disfrutar tanto en los restaurantes más emblemáticos de cada ciudad como en aquellos, menos conocidos, que puedan descubrir ellos mismos.

A lo largo de esta serie de dos artículos, dado que son muchas las alternativas, vamos a mencionar solo algunas de las opciones turísticas que ofrecen algunas de estas ciudades españolas. Comenzamos nuestro viaje con las primeras cinco ciudades.

Madrid.

Madrid es la capital y ciudad con más habitantes de España. Si llegas por avión al aeropuerto de Adolfo Suarez Madrid-Barajas, o por tren a las estaciones de Atocha o Chamartín, puede resultarle interesante alquilar un coche en Madrid para sus desplazamientos por la ciudad.

Turismo por Madrid
Turismo por Madrid

Una vez en Madrid, la ciudad ofrece alojamientos de todos los tipos y para todos los bolsillos en multitud de hoteles, pensiones o alquileres vacacionales. Algunos de los hoteles más recomendados en la capital son el ya centenario Westin Palace, frente al congreso de los diputados, pura elegancia de la Belle Epoque muy recomendado para darse un capricho. El céntrico Hotel Preciados, de cuatro estrellas, es otra interesante alternativa de diseño para su estancia en la ciudad. El último que mencionaremos aquí es el Hotel Adler, un palacete de 1884 en el barrio de Salamanca que rezuma elegancia y sobriedad. Debo reconocer, que los aquí mencionados son sólo una pequeña selección de entre muchos hoteles y alojamientos turísticos de calidad, que por razones de espacio y por no aburrir a los lectores con una interminable lista, debemos pasar por alto.

Una vez alojados, es hora de iniciar nuestra visita a la ciudad y una forma de comenzar el día es visitando algunos de los muchos museos y monumentos que podremos encontrar en Madrid. El Museo del Prado es sin duda una de las pinacotecas más importantes del mundo y su colección es representativa de los grandes maestros anteriores al siglo XX. Siguiendo el recorrido cronológico de las corrientes artísticas, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía se centra en los artistas más contemporáneos desde finales del siglo XIX hasta nuestros días. También hay que destacar el Museo Thyssen-Bornemisza, que alberga una de las principales colecciones privadas del mundo con obras que recorren la historia del arte desde el Renacimiento hasta el siglo XX.

Después de empacharnos de arte, es hora de hacer una parada para comer. En Madrid hay un considerable número de restaurantes emblemáticos donde apaciguar nuestra hambre y disfrutar degustando tanto los platos más típicos en su forma más tradicional, cómo reinterpretados con un estilo más moderno. No obstante, los visitantes también podrán descubrir multitud de bares y restaurantes menos conocidos, pero no por ello de peor calidad.

Una vez saciado nuestro apetito, tenemos toda la tarde para visitar algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Hay multitud de edificios destacados por su arquitectura e historia, plazas, parques, jardines y esculturas repartidos por todo Madrid. Por mencionar algunos, la Puerta de Alcalá, la Plaza Mayor, la Puerta de Sol, la Cibeles, el Palacio Real de Madrid, el parque del Retiro o la Casa de Campo… También podría ser este un buen momento para ir de compras por las calles Serrano, Goya y alrededores de la Puerta del Sol, siendo estas las principales zonas comerciales de la ciudad con presencia de las principales marcas de moda.

Y así, de monumento en monumento o de tienda en tienda llegamos a la hora de cenar. Las tradicionales rutas de tapas son la opción perfecta que nos permitirá degustar, recorriendo distintos bares, de pequeñas muestras de gastronomía tradicional o creativa, ya que junto a las tapas más clásicas se unen nuevas e ingeniosas formas de preparar y presentar estos platos.

Para la noche, una opción es acudir a alguna de las obras teatrales o musicales que se representan en los distintos teatros de Madrid… y si aun nos quedan energías, terminar la noche en alguno de los locales nocturnos que se concentran en diferentes zonas de la ciudad.

Para más información puede visitar la página turística oficial del ayuntamiento de Madrid

Barcelona.

Barcelona es la segunda ciudad española por número de habitantes y la primera por número de visitantes. Tanto si llegas a la ciudad en avión al aeropuerto de Barcelona-El Prat, por tren a la estación de Sants o en barco al puerto, puede ser recomendable alquilar un coche en Barcelona para tus desplazamientos por la ciudad. En estos puntos encontrarás oficinas de las principales compañías de alquiler de coches.

Turismo por Barcelona
Turismo por Barcelona

En Barcelona destacaremos, en cuanto a su patrimonio histórico-artístico, su arquitectura que se extiende desde el estilo gótico hasta sus expresiones más contemporáneas, alcanzando su máxima representatividad en el modernismo de finales del siglo XIX y principios del XX. Entre los edificios más iconográficos de la ciudad, en sus diferentes estilos, podemos destacar la Catedral de Santa Eulalia, de estilo gótico, el Palacio de la Música Catalana, la Casa Milà (o La Pedrera), La Casa Batlló, el Palacio Güell, el Parque Güell y el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, de Antonio Gaudí, que se comenzó a construir en 1882 y permanece inacabada.

Después de nuestra visita por la ciudad, podemos descansar comiendo en alguno de los muchos restaurantes de la ciudad donde podremos degustar algunos de los platos más típicos de la región o descubrir nuevos sabores y sensaciones concebidos en las cocinas experimentales más innovadoras del mundo.

Una vez superada la sobremesa, dispondremos de toda la tarde para continuar con nuestro recorrido por la ciudad visitando el Museo Nacional de Arte de Cataluña, que destaca por tener una de las mayores colecciones de arte Románico del mundo. Y continuando por el museo Picasso, la fundación Antoni Tàpies o la fundación Joan Miró, todos ellos dedicados a estos destacados artistas de origen catalán o que desarrollaron una importante parte de su obra en Cataluña.

Y si decidimos dedicar la tarde a recorrer tiendas, las zonas mas comerciales de la ciudad en la que realizar nuestras compras son el Passeig de Gràcia, Las Ramblas o la Avenida Diagonal, donde podremos encontrar tiendas de las principales marcas de moda nacionales e internacionales.

Ya por la noche, podemos asistir a alguna representación teatral o cualquier otra expresión de las artes escénicas programadas en los distintos teatros de Barcelona. Y si aun nos queda energía, salir por alguna de las zonas de ocio nocturno que podemos encontrar por toda la ciudad… hasta llegar a la hora de descansar en alguno de los muchos hoteles o alquileres vacacionales. Aquí mencionaremos sólo los más emblemáticos como El Palace, el Hotel 1898 y el Majestic Hotel & Spa, pero los hay para todos los gustos y todos los bolsillos.

más información en la Página oficial de turismo en Barcelona

Valencia.

La ciudad de valencia es la tercera ciudad española por número de habitantes y un importante destino turístico. Tanto si llega en avión al aeropuerto de Valencia (también conocido como aeropuerto de Manises), como si llega en tren, autobús o barco, puede alquilar un coche en Valencia con las principales empresas del sector para desplazarse cómodamente por la ciudad.

Turismo por Valencia
Turismo por Valencia

De Valencia destacaremos, por supuesto, las fiestas de las Fallas, conocidas mundialmente, y que en 1965 fueron declaradas como fiestas de interés turístico internacional. Desde el 15 al 19 de marzo, propios y extraños podrán disfrutar de diversos actos como las tradicionales mascletàs, espectaculares castillos de fuegos artificiales, paellas gigantes, verbenas, alcanzando su punto álgido en la Nit de la Cremà, en la que los monumentos falleros, verdaderas y fugaces obras de arte de cartón piedra con un marcado trasfondo social y satírico, se enfrentan a su destino consumidas por el fuego.

Además de las Fallas, en Valencia encontramos monumentos más perennes como la Catedral de Valencia, las Torres de Serrano, las Torres de Quart y el Miguelete. El museo de Bellas Artes San Pío V alberga importantes obras de los siglos XIV y XV, siendo una de las pinacotecas más antiguas de España. Y en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) podremos encontrar tanto colecciones permanentes, como exposiciones temporales, de los principales artistas contemporáneos.

A la hora de comer podemos disfrutar de los platos típicos de la región en la multitud de restaurantes que encontramos en la ciudad, aunque recomendamos hacer una escapada algún día para comer en la Albufera de Valencia, un parque natural situado a escasos 10 km. de la ciudad, donde podremos disfrutar de los típicos arroces valencianos en alguno de sus restaurantes más emblemáticos.

Una vez saciado nuestro apetito cultural y culinario podemos dedicar la tarde a pasear por el centro de la ciudad, visitar la impresionante Ciudad de las Artes y las Ciencias, del conocido arquitecto Santiago Calatrava o simplemente hacer algunas compras en las tiendas situadas en algunas de las calles más comerciales de la ciudad como lo son la calle Colón y la calle La Paz, entre otras.

Para finalizar nuestra jornada, podemos acudir a alguna obra de teatro y salir un rato por alguna de las zonas de ocio nocturno que podemos encontrar por la ciudad.

Página de turismo en valencia

Sevilla.

Continuando con nuestro recorrido llegamos a Sevilla, la cuarta ciudad española por número de habitantes y por número de turistas. Si llega al aeropuerto de Sevilla-San Pablo o a la estación de tren de Santa Justa, puede resultar interesante alquilar un coche en Sevilla para sus desplazamientos por la ciudad y sus alrededores.

Turismo por Sevilla
Turismo por Sevilla

Comenzamos nuestra estancia en la capital andaluza visitando algunos de sus más emblemáticos monumentos. La catedral de Sevilla, inicialmente de estilo gótico, a lo largo de los siglos a ido incorporando distintas ampliaciones y remodelaciones de variados estilos arquitectónicos. El complejo de la catedral incluye el campanario de la Giralda, hasta la fecha, la edificación más alta de la ciudad. Los Reales Alcázares, un palacio real que aun hoy es utilizado como alojamiento de la Familia Real cuando visitan Sevilla. El Archivo General de Indias fue creado en el año 1785 con el fin de unificar toda la documentación proveniente de las colonias españolas, un valiosísimo archivo histórico que puede ser consultado por aquellos investigadores que lo soliciten. La Torre del Oro, junto a la Real Maestranza, son otros dos edificios destacados de la ciudad. El último monumento que mencionaremos en estas líneas es la Plaza de España, un impresionante conjunto arquitectónico que ha servido de escenario para películas tan variopintas como el clásico del cine Lawrence de Arabia, la gamberra El Dictador, o la famosa saga Star Wars, de hecho, la ciudad de Sevilla a servido de escenario para infinidad de películas y series, incluyendo la popular Juego de Tronos.

A la hora de comer, podemos optar por alguno de los muchos bares y restaurantes que podemos encontrar por toda la ciudad y en los que podremos degustar los platos más típicos, inspirados en gran medida en la dieta mediterránea.

Ya por la tarde, podemos seguir visitando monumentos y museos, acudir a alguna corrida de toros, si hay alguna programada o ir de compras a algunas de las tiendas situadas en las calles más comerciales de la ciudad. Y no podemos dejar de mencionar las diferentes fiestas, de gran arraigo cultural, que se celebran en Sevilla y que aquí destacaremos la de la Semana Santa y la Feria de Abril.

Para terminar nuestra visita por Sevilla, una vez entrada la noche, podemos acudir a alguna de las obras que se representan en el Teatro Lope de Vega, el Teatro de la Maestranza o el Teatro Central. Aunque recomendamos asistir a alguno de los tablaos flamencos y disfrutar de esta profunda experiencia de danza y música.

Información turística de Sevilla

Bilbao.

Terminamos este primer artículo de turismo urbano viajando al norte, al País Vasco, a su ciudad más poblada, Bilbao. Si llega a la capital de Vizcaya en avión al aeropuerto de Bilbao, o en tren a la estación de ferrocarril, puede que le interese alquilar un coche en Bilbao para recorrer cómodamente la ciudad y visitar las localidades aledañas de Baracaldo, Basauri, Galdácano, Sondica y Zamudio.

Turismo por Bilbao
Turismo por Bilbao

Comenzamos la visita a Bilbao recorriendo sus calles para descubrir un rico patrimonio arquitectónico, que se refleja tanto en los edificios más emblemáticos de la ciudad como en las fachadas de sus casas. Aquí destacaremos el Palacio Chávarri, actual sede de la Subdelegación del Gobierno. La Catedral de Santiago de Bilbao, de estilo gótico, es otro de los monumentos destacados de la ciudad. También dignos de visitar son la Basílica de Nuestra Señora de Begoña, la casa Lezama-Laguizamón, el palacio Olábarri o la Casa Consistorial de Bilbao, entre otros muchos.

Otra visita ineludible es el Museo Guggenheim Bilbao, un impresionante edificio de estilo moderno de formas curvilíneas inaugurado en 1997 que alberga, principalmente, obras contemporáneas de la segunda mitad del siglo XX. El Museo de Bellas Artes recoge obras con un mayor marco histórico que abarca desde el siglo XII hasta nuestros días, siendo otra importantísima pinacoteca de la ciudad.

Una vez explorados estos importantes aspectos de la cultura bilbaína, es hora de explorar otro importante elemento de su cultura, la gastronomía, con un ancestral arraigo en la ciudad. Siendo de gran importancia los productos de la ría y del mar, en diversos bares, restaurantes o txokos, sociedades gastronómicas de la ciudad, podremos degustar platos tan típicos como los chipirones, el bacalao a la vizcaína o al pil pil, los calamares en su tinta, la merluza en salsa verde o los canutillos de Bilbao. Todo ello acompañado de un buen vino blanco con denominación de origen, el Txacoli de Bizkaia.

Ya por la tarde, podemos seguir con nuestra visita cultural por la ciudad o de compras por alguna de las zonas más comerciales de la ciudad, entre las que podemos destacar el Casco Viejo, la Gran Vía, Azkuna Zentroa, Bilbao la Vieja, la zona entorno al estadio San Mamés y el espacio comercial Guggenheim.

Una vez caída la noche, una de las opciones culturales de Bilbao es acudir a alguna de las obras o conciertos que se representan en algunos de los teatros y auditorios más conocidos de la ciudad entre los que destacaremos el Teatro Campos Elíseos, el Teatro Arriaga y el Palacio Euskalduna.

Más información turística de Bilbao

Y así llegamos al final de este primer recorrido, para los turistas más urbanitas, por algunas de las ciudades más turísticas de las muchas que podemos encontrar repartidas por toda nuestra geografía. En la segunda entrega de esta serie de artículos proseguiremos nuestro camino visitando otras cinco ciudades imprescindibles para cualquier viajero.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.