Isla Moorea: corazón de la Polinesia Francesa

Al llegar a la isla de Moorea en el corazón de la Polinesia Francesa, quedaras inmediatamente impresionado por su belleza natural. Sus picos dentados, cubiertos de exuberante vegetación y rodeada por el azul profundo del océano y el cielo son un verdadero sueño.

Moorea es la segunda atracción turística más popular de la Polinesia después de Tahití. Se encuentra a sólo 19 kilómetros al oeste de la isla de Tahití, Moorea es una isla de forma triangular rodeada por una laguna de color verde transparente, bordeada por un mar azul, con una superficie de 51 kilómetros cuadrados.

Hay muchas razones para la popularidad de Moorea, además de las montañas del interior, esta es la única entre las Islas en tener magníficas extensiones de playas de arena blanca y negra, y no es para nada exagerado decir que las playas de aquí pueden ser clasificadas entre los mejores mundos.

Lleno de historia y tradición, Moorea es una de los más fascinantes y totalmente relajantes lugares con los que podrías soñar para tus vacaciones. En una colina el mirador en lo alto de las montañas, el monte Rotui y los majestuosos montes Tohivea, sitios que antes estaban reservadas sólo para los dioses.

Qué hacer

-Náuticos: con una sección especial para el buceo, además, vela, surf, windsurf, jet ski y natación.

-Picnics: vida nocturna, excursiones en la isla, tours privados por la laguna, cruceros al atardecer, masajes relajantes,

-Safari aventura: 4×4, parapente, pesca deportiva y aguas profundas, senderismo y escalada, paseos a caballo.

-Deportes: bicicleta, tenis, voleibol, billar.

-Recreación: compras, servicios y galerías de arte, restaurantes tiendas de regalos, boutiques y más.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.