Viajar a Chipre

0

Un curioso país euroasiático, que comparte características de Europa y Asia, sobre todo de Turquía y Oriente Próximo, una isla no demasiado conocida aun para los propios europeos, nos espera en pleno Mediterráneo, tan solo a 113 km al sur de Turquía.

Viajar a Chipre, en cuanto a clima, suele ser más placentero en los meses otoñales y primaverales. Y en cuanto a precios, viajar a Chipre es barato, al menos si lo comparamos con Europa. Respecto a las comidas, por 3 € tendríamos los menús más baratos, y los más caros a partir de los 14. Para alojarse, por un precio de entre 7 y 35 € podremos hallar alojamientos adecuados a casi todos los gustos y bolsillos.

Nicosia, la capital de Chipre, ofrece en su parte vieja un conjunto monumental de gran magnitud y rincones sorprendentes para un país que bien puede considerarse europeo. Un país que hace tiempo que ha sabido exprimir sus posibilidades turísticas y, a veces, se ha visto desbordado por grandes centros recreacionales.

Pafos, por ejemplo, es un centro turístico importante, pero ha mantenido su personalidad e idiosincrasia. En Pafos podremos hallar tiendas que resultan, a los ojos del visitante, auténticos museos, además de monumentos como la Tumba de los Reyes, de colosales dimensiones. Pero sin duda, lo más célebre de Pafos son sus mosaicos, de diseño de inspiración romana.

Viajar a Chipre, para muchos turistas, no tiene sentido si no se visitan los montes de la zona de Troodos, en la parte meridional de la nación. Resultan espectaculares, tanto por su belleza como por la paz, naturaleza en estado puro y posibilidades para el senderismo y excursiones de todo tipo que brindan. El monasterio de Kikko sería parada inexcusable de adentrarse en las tentadoras montañas de Troodos. Y también el monasterio de Asinou, al que puede accederse mediante una ruta por parajes que quizá resulten inolvidables.

 

JM-ZgZ

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario.
Please enter your name here